Advertencia al tio Bill


¿Recuerdan el caso del director de escuela ruso, Alexander Ponosov? ¿Ése que estuvo a punto de pasar cinco años en una cárcel por usar copias piratas de Windows en su colegio? Tras el enorme rechazo que tuvo la demanda de Microsoft en la ciudadanía rusa — de hecho, el propio Gorbachov llamó públicamente a Gates a frenar sus tentáculos –, el gobierno de Putin decidió tomar revancha y cortar por lo sano: software propietario, a la papelera de reciclaje.

Continuar leyendo en: fayerwayer

Anuncios